Él: pantalones negros ajustados, camisa floreada, tenis blancos, calcetines verdes, barba, bigote, tatuajes y gafas de pasta. Ella: Botas rudas, gabardina, shorts de mezclilla, sombrero, gafas y labios rojos. Y así como estos dos, miles, o quizás millones, de individuos iguales invaden las calles de las ciudades del mundo “transformándolas”, porque son ellos los que marcan tendencia, los que deciden qué es cool y qué no lo es. Y actualmente han decidido que North Park, un barrio al noroeste de Balboa Park en San Diego, es uno de sus recintos predilectos. Así que si quieres ser un hipster, comienza por elegir bien tus lugares.  ¡Nosotros te decimos a dónde ir! 

Simply Local.  En esta tienda encontrarás productos únicamente hechos en San Diego. Las marcas van cambiando constantemente para dar a todos los productores de la región la oportunidad de dar a conocer sus creaciones.  Aquí encontrarás desde aromaterapia, accesorios, prints, ropa, bolsas, productos para el cuidado de la piel, lámparas y muchas cosas más. Y como buenos hipsters podemos decirte que nuestros productos favoritos son: la manteca de karité de Nkuto Organics, las bolsas de Mailia Designs y las velas de soya de EverAfter Naturals.

Bottlecraft. Este local tiene una selección de cervezas tan inmensa como acertada -recordemos que esta bebida es como el elixir de los dioses para los hispters-. Déjate guiar por los chicos del staff, pero toma en cuenta que las de moda en California son de estilo inglés, y que San Diego es la capital de la IPA. No puedes irte sin probar las de los cerveceros de la ciudad: Green Flash, Ballast Point o AleSmith, o algo de su cuidadosa selección de cerveceras de Baja California: tienen etiquetas de Insurgente, Wendlant y Agua Mala. Ay, pero también están las rarezas europeas, hay que probarlas. Lo más sensato será que acompañes tus cervezas con una tabla de quesos y charcutuería.

Streetcar Merchants. Este local ofrece uno de los mejores pollos fritos de San Diego. Lo preparan de tres formas: al estilo sureño de Nueva Orleans, picante de Nashville y al estilo K-Town, un pollo doble frito con una costra supercrujiente y deliciosa. Puedes acompañarlo con un waffle, el mejor amigo del pollo frito.

Verbatim Books. En un país que vive bajo la dinastía Kindle, la experiencia de entrar a una tienda de libros usados resulta especialmente placentera. Sus propietarios son quienes están a cargo, siempre dispuestos a recomendarte a algunos de sus autores favoritos. Su sentido de comunidad y participación los ha llevado a organizar exposiciones para mostrar el talento local. Recientemente inauguraron los “Audio Books”, una serie de pequeños conciertos de beneficencia para apoyar a escuelas con necesidades especiales. Pregunta por la sección de fanzines y autores locales.

Waypoint Public. Justo enfrente de Verbatim se encuentra uno de los restaurantes más queridos por los vecinos de North Park. Aquí estás en manos de verdaderos maestros de la cerveza artesanal, por lo que su selección es una estupenda oportunidad para dejarse sorprender. Entre los platillos sobresalen el sandwich de grilled cheese, el Mac n’Cheese y la hamburguesa de pulled pork. Ofrecen un menú de temporada y platillos especiales del día por los que hay que preguntar.

 

¿Estás lis@ para ser un verdadero hipster en San Diego? Aquí encontrarás más información http://www.explorenorthpark.com/art